La venta de proindiviso o venta de la parte de un piso en una separación con ConsultIn 1

Una separación de pareja es una situación llena de dificultades, tanto por las secuelas emocionales que pueden generarse, como por los inconvenientes económicos que surgen.

La problemática principal está relacionada con el destino de la vivienda, en caso de que las partes hayan adquirido una propiedad en común durante el tiempo que duró la relación.

En muchas ocasiones, no se ponen de acuerdo sobre qué hacer con la vivienda. Cuando se presentan estos casos, lo ideal es contar con la asesoría de abogados inmobiliarios, quienes podrán prestar el apoyo necesario. En ConsultIn tienen a disposición abogados en toda la península y abogados en Tenerife especialistas en estas situaciones.

Vender un inmueble tras una separación

En una situación donde exista una separación de pareja que tenga una vivienda en común, hay que tomar en cuenta una serie de variables para poder decidir qué acción tomar. En este sentido, interviene el concepto de proindiviso. Un proindiviso es un bien cuya propiedad está en manos de varias personas, en este caso, de una pareja

La copropiedad se refiere a una cuota sobre la vivienda, es decir, a un porcentaje que corresponde a cada persona. Para el caso de una pareja, por regla general correspondería el 50% del inmueble a cada uno, si no se pactó lo contrario.

Las acciones a tomar dependerán de ciertas variables fundamentales, entre ellas, el régimen matrimonial, es decir, si la pareja era un matrimonio con separación de bienes o si estaba casada con régimen de gananciales. En ambas situaciones, se dan una serie de alternativas que dependen de que los miembros de la pareja estén de acuerdo o no en la venta del inmueble.     

La mejor opción siempre será acudir a profesionales en la materia, como ConsultIn, quien tiene abogados en toda España y cuya particularidad es que son abogados inmobiliarios especialistas en proindivisos.

¿Qué se debe hacer si no existe un acuerdo entre las partes?

Si una de las partes de la expareja no está de acuerdo en vender el inmueble, las acciones dependerán del régimen matrimonial.

Si la unión era por régimen de gananciales, debe iniciarse un proceso judicial para disolver dicho régimen. En caso de que la unión fuese por régimen de separación de bienes, la persona que desea vender puede hacerlo, ofreciendo a una empresa que compre proindivisos el 50% que le corresponde.

Lo más recomendable será tratar de llegar a un acuerdo con la expareja y así evitar conflictos y trámites innecesarios. Si esto no es posible, será necesario solicitar la asesoría de abogados inmobiliarios, como los especialistas de ConsultIn.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *